domingo, mayo 29, 2011

El discurso del rey (2010)

Esta es una de esas películas que uno analiza después de verla y se pregunta si acaba de ver un peñazo o una gran película. Desde luego la interpretación de Colin Firth está muy bien, y también diría que la de Geoffrey Rush, que interpreta a un excéntrico logopeda que cambia por completo la vida del autoacomplejado duque de York convertido en rey.

La película fue la gran triunfadora de la pasada edición de los Óscars al recibir cuatro estatuillas, la de mejor película, mejor director (Tom Hooper), mejor guión y mejor actor. No está nada mal para tener 12 nominaciones.
Tampoco hay mucho que contar, creo que todo el mundo sabe de qué va esta película y esa es una de las cosas que no me han gustado, que no sorprende. Parece una película diseñada para conquistar la mente de los académicos más clásicos y apolillados. Drama inglés con leves toques de comedia y un personaje con una evidente tara. Un auténtico producto nominado al óscar antes incluso de ser estrenado.
En fin, se puede ver pero bajo mi punto de vista está enormemente sobrevalorada.